El queso de oveja negra con trufa es una deliciosa variante que combina la cremosidad del queso de oveja con el distintivo aroma y sabor de las trufas. Este queso se caracteriza por su textura suave y untuosa, así como por su sabor terroso y aromático, aportado por las trufas. Es una opción gourmet que se disfruta sola, en tablas de quesos, o como ingrediente en platos sofisticados, como risottos, pastas o ensaladas.

Mostrando el único resultado