El queso semicurado es un producto lácteo con un nivel intermedio de maduración. Tiene una textura firme pero algo flexible, y un sabor más pronunciado que el queso fresco, pero menos intenso que el queso curado. Es perfecto para comer solo, en sándwiches o ensaladas, y es una opción versátil en la cocina.

Mostrando los 3 resultados