Los tomates italianos, como el San Marzano, son conocidos por su forma alargada y su sabor dulce y suave. Son ampliamente utilizados en la cocina italiana, especialmente en salsas de tomate debido a su baja acidez y su pulpa carnosa. Su calidad y sabor únicos los convierten en una opción preferida para platos tradicionales italianos como la pasta y la pizza.

Mostrando los 2 resultados