La reducción balsámica es un condimento elaborado mediante la cocción lenta y reducción de vinagre balsámico. Tiene una textura densa y un sabor agridulce, con notas ricas y complejas. Es perfecta para realzar el sabor de platos dulces y salados, como ensaladas, carnes, quesos y postres. Su versatilidad la convierte en un elemento imprescindible en la cocina gourmet.

Mostrando los 4 resultados